Lo mejor!!!

Cargando...

Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Google+ Followers

Más obras Literarias de Daniel Galatro

Caso Tacuarembó: A la caza de un OVNI - por Daniel Galatro


Achar, Tacuarembó, Uruguay. Fines de 1977.

Según varios participantes en el suceso que dieron fe de que realmente ocurrió, una tranquila noche en la que casi todos los habitantes del pequeño pueblo estaban entregados al sueño reparador, uno de ellos que actuaba como vigilador del cielo nocturno alcanzó a divisar algo que lo puso en alerta máxima.





Como era ya noticia en muchos medios de la región e incluso montevideanos, por esos días ocurrían extraños fenómenos vinculados con unas esferas luminosas que aparecían y desaparecían en Achar y sus cercanías, dejando marcas en el suelo que, como pude comprobar personalmente, tenían un diámetro de unos doce o más metros.

En esa oportunidad en especial, quien oteaba el horizonte desde quizá una ventana de su propia vivienda divisó a la distancia un par de luces que se trasladaban a muy baja altura.

Estarían las mismas a unos cinco kilómetros y parecían dirigirse hacia el pueblo.
Subían y bajaban continuamente, absolutamente coordinadas entre sí, y cuando se acercaban al suelo desaparecían por unos cuantos segundos para reaparecer luego con un movimiento ascendente.

El hombre buscó una linterna y una escopeta, tomó un abrigo importante porque la noche estaba fría, y salió a despertar a sus vecinos para que lo acompañaran en esa investigación especial. Era la primera vez que las luces se podían observar tan claramente y a una hora desacostumbrada para estas ya de por sí extrañas observaciones, que solían suceder antes de la medianoche.

Cuando se logró conformar un grupo de una media docena de acharenses relativamente bien equipados, y dándose valor unos a otros, iniciaron un avance cuidadoso hacia las luces que continuaban su también lento movimiento ascendente y descendente rumbo al pueblo.

En plena oscuridad, semiagachados para no ser vistos, se fueron deslizando los audaces miembros de la partida, achicando poco a poco la distancia que los separaba de las luces que subían y bajaban.

No era fácil andar por esos pastizales, porque de tanto en tanto debían superar alambrados que limitaban las parcelas, y seguramente más de uno de los aventureros debe haber sufrido dolorosos rasguños. Pero la emoción que los impulsaba a seguir era muy superior a cualquier otra sensación.

Una media hora después de iniciado el avance, y más por el movimiento de las luces que por el de los vecinos, se encontraron a unos cincuenta metros los unos de los otros.

Entonces, en una acción casi irracional, los miembros de la partida encendieron sus linternas y prepararon sus armas. Se pusieron de pie y dieron la voz de alto a los intrusos, que detuvieron su marcha..

Detrás de las luces, que ya se veían de no más de veinte centímetros de diámetro y a una distancia de un metro del suelo, se oyeron unos ruidos y en la penumbra reinante pudieron divisarse dos seres de características humanoides levantando sus brazos y gritando en portugués "no disparen".

Al acercarse más, los acharenses que integraban el grupo vieron que la supuesta nave espacial era un pequeño Volkswagen y sus tripulantes un par de turistas que andaban perdidos por esos campos.

Las luces que subían y bajaban resultaron ser los faros del automóvil y el movimiento oscilante era el resultado de los desniveles del terreno, pequeñas lomadas o "cuchillas" que, cuando el vehículo descendía. hacían que no pudieran verse desde el pueblo.

Me permito suponer que, luego del intercambio de mutuas explicaciones, la amabilidad uruguaya debe haber atendido cordialmente a los jóvenes brasileros hasta que pudieron retomar su camino al amanecer.

Y cuando nos relataron tiempo después esta aventura, pese a que tenía algo de gracioso dejaba traslucir que se sentían un poco frustrados porque tenían la seguridad de haberse perdido la oportunidad de hacerse mundialmente famosos.

Daniel Aníbal Galatro
danielgalatro@gmail.com
Octubre 31 de 2014.
Esquel - Chubut - Argentina

---
**Visita: http://danielanibalgalatroescritor.blogspot.com http://elportaldeolgaydaniel.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lo nuevo en Mercado Libre

GRACOP Artes Gráficas

GRACOP Artes Gráficas
Tus socios creativos

¿Cómo puedes vender y cobrar por Internet?

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail