Lo mejor!!!

Cargando...

Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Google+ Followers

Más obras Literarias de Daniel Galatro

San Agustín, Obispo, Confesor y Doctor de la Iglesia


San Agustín de Hipona (354-430), es el más grande de los Padres de la Iglesia y uno de los más eminentes doctores de la Iglesia occidental, nació en el año 354 en Tagaste (Argelia actual).

Su padre, Patricio, un pagano de cierta estación social acomodada, que luego de una larga y virulenta resistencia a la fe, hacia el final de su vida se convierte al cristianismo. Mónica, su madre, natural de África, era una devota cristiana, nacida a padres cristianos. Al enviudar, se consagró totalmente a la conversión de su hijo Agustín. Lo primero que enseñó a su hijo Agustín fue a orar, pero luego de verle gozar de esas santas lecciones sufrió al ver como iba apartándose de la Verdad hasta que su espíritu se infectó con los errores maniqueos y, su corazón, con las costumbres de la disoluta Roma."Noche y día oraba y gemía con más lágrimas que las que otras madres derramarían junto al féretro de sus hijos", escribiría después Agustín en sus admirables Confesiones. Pero Dios no podía consentir se perdiese para siempre un hijo de tantas lágrimas. Mónica murió en Ostia, puerto de Roma, el año de 387, asistida por su hijo.


Juventud y estudios


Agustín se educó como retórico en las ciudades norteafricanas de Tagaste, Madaura y Cartago. Entre los 15 y los 30 años vivió con una mujer cartaginesa cuyo nombre se desconoce, con quien tuvo un hijo en el año 372, llamado Adeodatus, que en latín significa regalo de Dios.

Contienda intelectual


Inspirado por el tratado Hortensius de Cicerón, Agustín se convirtió en un ardiente buscador de la verdad, que le llevó a estudiar varias corrientes filosóficas. Durante nueve años, del 373 al 382, se adhirió al maniqueísmo, filosofía dualista persa, muy extendida en aquella época por el imperio romano. Su principio fundamental es el conflicto entre el bien y el mal, y a Agustín el maniqueísmo le pareció una doctrina que parecía explicar la experiencia y daba respuestas adecuadas sobre las cuales construir un sistema filosófico y ético. Además, su código moral no era muy estricto; Agustín recordaría posteriormente en sus Confesiones: "Concédeme castidad y continencia, pero no ahora mismo". Desilusionado por la imposibilidad de reconciliar ciertos principios maniqueístas contradictorios, Agustín, abandona la doctrina y decide por el escepticismo. En el año 383 se traslada de Cartago a Roma, y un año más tarde se va a Milán como profesor de retórica. Allí se mueve en círculos neoplatónicos. Allí también conoce al obispo de la ciudad, al gran Ambrosio, la figura eclesial de mayor renombre por santidad y conocimiento de aquel momento en Italia. Ambrosio le recibió con bondad y le ilustró en las ciencias divinas. Y así, poco a poco, renace en Agustín un nuevo interés por el cristianismo. Su mente, tan prodigiosa, inquita y curiolsa, va descubriendo la Verdad que hasta ahora le había eludido, sin embargo, vacilaba en su compromiso por debilidades de la carne, temía comprometerse porque sabía que tendría que reformar su vida disoluta, y dejar atrás muchos gustos y placeres que tanto le atraían. Rezaba a menudo, "Señor, dame castidad, pero no ahora. "Pero un día, según su propio relato, escuchó una voz, como la de un niño, que le decía: Tolle et legge (toma y lee). Pero, al darse cuenta que estaba completamente solo, le pareció inspiración del cielo y una exhortación divina a leer las Santas Escrituras. Abrió y leyó el primer pasaje que apareció al azar: "…no deis vuestros miembros, como armas de iniquidad al pecado, sino ofreceos más bien a Dios como quienes, muertos, han vuelto a la vida, y dad vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. Porque el pecado no tendrá ya dominio sobre vosotros, pues que no estaís bajo la Ley, sino bajo la gracia" (Rom 13, 13-14). Es entonces cuando Agústín se decide, y sin reserva, se entrega en alma y cuerpo a Dios, siguiendo su ley y explicandola a otros. A los 33 años de edad recibe el santo bautismo en la Pascua del año 387. Su madre que se había trasladado a Italia para estar cerca de él, se llenó de gran gozo.


Agustín, ya convertido, se dispuso volver con su madre a su tierra en África, y juntos se fueron al puerto de Ostia a esperar el barco. Pero Mónica ya había obtenido de Dios lo que más anhelaba en esta vida y podía morir tranquila. Sucedió que estando ahí en una casa junto al mar, por la noche, mientras ambos platicaban debajo de un cielo estrellado de las alegrías que esperaban en el cielo, Mónica exclamó entusiasmada : "¿Y a mí que más me puede amarrar a la tierra ? Ya he obtenido mi gran deseo, el verte cristiano católico. Todo lo que deseaba lo he conseguido de Dios". Poco días después le invadió una fiebre y murió. Murió pidiendo a su hijo "que se acordara de ella en el altar del Señor". Murió en el año 387, a los 55 años de edad.


Obispo y teólogo


Agustín regresó al norte de África y fue ordenado sacerdote el año 391, y consagrado obispo de Hipona (ahora Annaba, Argelia) en el 395, a los 41 años, cargo que ocuparía hasta su muerte. Fue un periodo de gran agitación política y teológica; los bárbaros amenazaban el imperio romano llegando incluso a saquear a Roma en el 410, y el cisma y la herejía amenazaban internamente la unidad de la Iglesia. Agustín emprendió con entusiasmo la batalla teológica y refutó brillantemente los argumentos paganos que culpaban al cristianismo por los males que afectaban a Roma. Combatió la herejía maniqueísta y participó en dos grandes conflictos religiosos, el uno contra los donatistas, secta que sostenía que eran inválidos los sacramentos administrados por eclesiásticos en pecado. El otro, contra las creencias pelagianos, seguidores de un monje británico de la época que negaba la doctrina del pecado original. Durante este conflicto, que duró por mucho tiempo, Agustín desarrolla sus doctrinas sobre el pecado original y la gracia divina, soberanía divina y predestinación. Sus argumentos sobre la gracia divina, le ganaron el título por el cual también se le conoce, Doctor de la Gracia. La doctrina agustiniana se situaba entre los extremos del pelagianismo y el maniqueísmo. Contra la doctrina de Pelagio mantenía que la desobediencia espiritual del hombre se había producido en un estado de pecado que la naturaleza humana era incapaz de cambiar. En su teología, los hombres y las mujeres son salvos por el Don de la Gracia Divina. Contra el maniqueísmo defendió con energía el papel del libre albedrío en unión con la gracia.

Agustín murió en Hipona el 28 de agosto del año 430.

Washington DC: Pronostican altas temperaturas en las próximas décadas

[Solve Climate P/Diario El Peso]

Un estudio prevé que hacia el 2050 en Washington DC habrá más de 100 días con temperaturas superiores a 32 grados, si las emisiones de gases con efecto invernadero continúan como actualmente.
http://www.diarioelpeso.com/anteriores/2010/18082010/US_180810_CalorExtremoEste.php

El Iceberg de Groenlandia es un blooper - Trascribimos aquí la verdad


[SEPA/Diario El Peso] Nuestra redacción ha recibido una severa crítica por el artículo publicado sobre el iceberg gigante de Groenlandia por parte del Presidente de la Fundación Argentina de Ecología Científica [FAEC], Eduadro Ferreira que sostiene en un artículo de su autoría que “…el gran témpano desprendido hace pocos días del glaciar Petermann en el noroeste de Groenlandia resulta ser otro blooper igual al del infame Glaciar Wilkins de la Antártida. Nada que ver con el calentamiento global…”. Ponemos a consideración de nuestros lectores el trabajo citado, que representa una posición poco frecuentada tanto en ámbitos académicos como en los medios de prensa mundiales y que por ello, entendemos, merece la debida atención. Aquí el artículo:
---
[Por Eduardo Ferreira] Esta semana el profesor Andreas Muenchow, científico experto en glaciares y hielos oceánicos, entró a la posteridad cuando fue citado por todos los medios de desinformación masiva del mundo diciendo que el témpano desprendido “tiene el tamaño de 4 islas de Manhattan”. De inmediato el diputado norteamericano Markey hizo su aporte al debate sugiriendo que “los escépticos deberían construir allí su propio país”, infausta declaración que hemos publicado hace cinco días en este mismo sitio web [Se refiere al de la FAEC].

Este témpano se convirtió de inmediato en un ícono del calentamiento global, aunque uno mucho más grande se desprendió del mismo glaciar hace 50 años –justo durante uno de los períodos de enfriamiento ocurridos durante el siglo 20.

Es necesario saber que el calor derrite al hielo; ¡no lo quiebra! El glaciar Petermann, como cualquier otro glaciar del mundo, recibe nevadas copiosas en sus cabeceras, que luego se comprimen y se convierten en hielo. El peso de la masa helada empuja al glaciar valle abajo en dirección al mar y la lengua de hielo comienza a extenderse sobre la superficie del mar. Las mareas y el constante avance del glaciar hace, que en un momento dado, la resistencia del balcón de hielo disminuya y termine quebrándose. Se desprende un témpano. Y los periodistas del mundo salen corriendo como Pepe Pollito gritando, “¡El cielo se cae, el cielo se cae!”.

Este témpano se desprendió cinco meses después de que un grupo internacional de científicos dijeran que la pérdida de hielo de Groenlandia se expande hacia la costa noroeste desde el sur. “Los cambios en la capa de hielo están sucediendo rápido y definitivamente estamos perdiendo más masa de hielo de lo que anticipábamos,” dijo la señora Isabella Velicogna de la NASA. Lo que Velicogna no dijo es que la pérdida de hielo observada de Groenlandia es el 0,006% de la masa de hielo. A esa tasa de pérdida el hielo habrá desaparecido en unos cuantos millones de años. Me quedo más tranquilo. Otra cosa sería si desaparece en 100.000 años.


Ver nota completa en:
http://www.diarioelpeso.com/anteriores/2010/18082010/MAB_180810_DisneyOnIce.php

Lo nuevo en Mercado Libre

GRACOP Artes Gráficas

GRACOP Artes Gráficas
Tus socios creativos

¿Cómo puedes vender y cobrar por Internet?

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail