Lo mejor!!!

Cargando...

Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Google+ Followers

Más obras Literarias de Daniel Galatro

Los católicos ¿adoran ídolos?


Un diálogo ficticio sobre un tema real.
Colaboración del Ministerio de Apologética "Hijos de la Luz"

(Pquia. Sta. Teresita del Niño Jesús, A. del Valle, Misiones, Argentina)
Corregido por Iesvs.org

---
Dos vecinas se encuentran en la calle:

-¡Hola Juana! ¿Adónde vas?
-Hola Luisa, a la parroquia, estamos orando a Dios por la Patria. ¿Querés venir?
L -Imposible... bueno quisiera orar con vos, pero a tu Templo no entro ni mareada.
J -No te entiendo Luisa... ¿porqué decís eso?
L -¡¿Y por que lo voy a decir?! ¡¿No viste que en tu Iglesia hay muchas imágenes?!
J -...Sí.... Y eso ¿Qué tiene que ver?
 
IMÁGENES E ÍDOLOS
 

L -Lo que pasa es que no estoy de acuerdo con eso. ¿Por qué ustedes los católicos usan las imágenes, si la Biblia las prohíbe?. Fijate un poco lo que dice Dios acá en mi Biblia en Éxodo 20, 4: No te hagas estatua ni imagen alguna de lo que hay arriba, en el cielo, abajo, en la tierra, y en las aguas debajo de la tierra.
J -Bueno Luisa, aquí la Biblia no se está refiriendo a cualquier tipo de imágenes, está hablando de los ídolos. No te confundas. Decime, para vos ¿es lo mismo ídolo e imagen?

L -¡Claro que es lo mismo!
J -Aquí está el error. No son lo mismo. Existe una gran diferencia entre una imagen y un ídolo. Una IMAGEN es cualquier tipo de figura o representación de alguien o algo. Y en cambio, un ÍDOLO es un ser o una cosa considerada como dios, que se cree que tiene vida y poder (Isaías 44, 9-20) y que se pone en el lugar de Dios. Puede estar representado en una imagen o no.

 
¿PARA QUÉ SIRVEN LAS IMÁGENES?


L -De todos modos, las imágenes no sirven para nada, como vemos claramente en la Biblia. Los ídolos de los paganos son oro y plata, obras de manos humanas. Tienen boca y no hablan; ojos pero de ciegos, oídos que nada oyen, y en su boca no hay aliento. (Sal 115, 4-5).
J - Justamente, aquí se está hablando de los tiempos antes de Cristo, cuando el demonio tenía el poder de hablar a través de las estatuas y de hacer y levantar maleficios. El ídolo no estaba vivo como dice el salmo citado, pero la gente pensaba que sí. Por ejemplo la Beata Emmerick cuenta que por un maleficio alguien podía caer enfermo y luego al adorar al ídolo satánico, pensar en haber recuperado la salud (que en realidad era el levantamiento de las consecuencias físicas del maleficio pero un empeoramiento de la salud del alma). Por eso los “sacerdotes” egipcios tuvieron el poder de imitar muchos de los milagros que hacía Moisés. Cuenta Emmerick que las pirámides fueron construidas por revelación satánica a una reina-bruja llamada Semiramis. Emmerick cuenta toda su historia que ni los más renombrados arqueólogos conocen (http://en.wikipedia.org/wiki/Semiramis). Es más, sabemos los ídolos cayeron y se rompieron en mil pedazos cuando la Sagrada Familia llegó a Egipto (uno de los 7 gozos de San José).

L- ¿Y dónde está todo eso en la Biblia?

J – Está clarísimo en el antiguo testamento por ejemplo con los hechiceros egipcios. Lo que pasa es que la gente no sabe que con la resurrección cambiaron las reglas de juego al encadenarse a Satanás (al igual que cambiaron ciertas leyes físicas como la longevidad y aparecieron los mosquitos luego del diluvio). Pero por la Biblia sabes que Satanás será soltado nuevamente y Dios le permitirá ejercer ese poder:
Apocalipsis 9

20 Pero los demás hombres, los no exterminados por estas plagas, no se convirtieron de las obras de sus manos; no dejaron de adorar a los demonios y a los ídolos de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, que no pueden ver ni oír ni caminar.
21 No se convirtieron de sus asesinatos ni de sus hechicerías ni de sus fornicaciones ni de sus rapiñas.
Apocalipsis 13

11 Vi luego otra Bestia que surgía de la tierra y tenía dos cuernos como de cordero, pero hablaba como una serpiente.
12 Ejerce todo el poder de la primera Bestia en servicio de ésta, haciendo que la tierra y sus habitantes adoren a la primera Bestia, cuya herida mortal había sido curada.
13 Realiza grandes señales, hasta hacer bajar ante la gente fuego del cielo a la tierra;
14 y seduce a los habitantes de la tierra con las señales que le ha sido concedido obrar al servicio de la Bestia, diciendo a los habitantes de la tierra que hagan una imagen en honor de la Bestia que, teniendo la herida de la espada, revivió.

15 Se le concedió infundir el aliento a la imagen de la Bestia, de suerte que pudiera incluso hablar la imagen de la Bestia y hacer que fueran exterminados cuantos no adoraran la imagen de la Bestia.
Volviendo al tema de los paganos, estas creencias satánicas eran un peligro para el Pueblo de Israel ya que los judíos estaban tentados a imitar las prácticas religiosas de los pueblos que los rodeaban. Principalmente a tallar imágenes de los dioses cananeos, (como en el caso del becerro de oro en Éxodo 32, 1) a los que se les daba culto mediante la prostitución sagrada (ritos inmorales). Dios les prohibía mezclarse (casarse) con estos pueblos, para que no se contaminaran con sus creencias erróneas y no arruinaran la raza elegida de la cual tenía que nacer el Mesías (porque la auto-maldición del pecado se hereda hasta la cuarta generación, pero ahora contamos con el bautismo de los niños para cortarla).

Como verás, en realidad estos ídolos eran reflejo de VICIOS del hombre. POR EL CONTRARIO, las imágenes que tenemos nosotros son reflejo de VIRTUDES CRISTIANAS, porque la Virgen María, Sta Rita, San Cayetano, etc, son ejemplos de amor, humildad y entrega a Jesús ¿Te das cuenta de la diferencia?
Hoy nadie piensa como en el antiguo testamento, que una imagen o una estatua mueve los ojos o camina. Si algún día pasara esto, y pasará, ¡correríamos todos a adorar al Santísimo Sacramento! Sencillamente, las imágenes son como las fotos de un ser querido. Nos ayudan a entrar en la presencia de Dios y concentrarnos en las realidades invisibles que representan. Además Dios reveló a la Beata Emmerick y a Santa Faustina cuenta que las imágenes sagradas son canales/recipientes para acceder a gracias especiales… yo me imagino que son como un tubo de teléfono que nos ayudan a comunicarnos mejor: somos humanos y VER ayuda a ponernos en presencia y amar mejor.

¡Piensa un poco! Hace unos meses se casó tu hija. Y luego se fue a vivir al Sur. El otro día me mostraste las fotos y la filmación. ¡Qué lindas IMÁGENES! ¡Qué hermosos recuerdos te traen! Pero... ¡¡¡Ojo!!! ¿Acaso estuvimos cometiendo idolatría al mirarlas? O ¿sólo recordamos a personas que no están y momentos pasados representados en esas imágenes?.


¿QUÉ HAY QUE HACER CON LAS IMÁGENES?


L -Sí, pero lo que dice la Biblia con relación a las imágenes, es muy claro. Hay que quemarlas. Yo por mi parte las quemé todas. Quemarán las esculturas de sus dioses (Deuteronomio 7, 25).

J - ¡Otra vez lo mismo! ¿Es posible que no te des cuenta de que aquí se está hablando de los ídolos? De todos modos, ¿estás segura de que realmente quemaste “todas” las imágenes que tenías? ¿Por qué no quemaste las fotos y el video del casamiento de tu hija, que también son imágenes? Y los billetes de PESOS que tienes ¿No tienen acaso la imagen de algún héroe nacional? Nosotros mismos somos IMAGEN DE DIOS (Génesis 1, 26) ¿Qué? ¿Nos tenemos que prender fuego?
L -...¿Ehhh...? ... Bueno... en realidad esas imágenes que yo tengo no son religiosas...

J - ¡Aaahh! Pero son imágenes. A partir de ahora nos podemos entender. Fíjate bien, el pasaje bíblico que me citas en Ex 20, 4 lo estás interpretando fuera de contexto. Ese versículo está enganchado con el anterior que habla claramente de “otros dioses”. A ver, leamos en tu Biblia. No habrá para ti otros dioses delante de mi (Ex 20,3). Dios no prohíbe hacer imágenes como signos religiosos. Sino que CONDENA LA IDOLATRÍA . O sea CONVERTIR las imágenes en ídolos o falsos dioses.
L -Pero en la Biblia no encontramos ninguna imagen religiosa.
J -Eso no es cierto. La Biblia presenta casos, en que el propio Dios ordenó construir alguna imagen. Por ejemplo en el mismo libro que me citaste, en Éxodo 25,18, leemos acá: “Asimismo, harás dos querubines (ángeles) de oro macizo, labrados a martillo, y los pondrás en las extremidades del Lugar del Perdón, uno a cada lado.” ¿Acaso Dios se contradice? ¿Primero prohíbe y luego manda a hacer?

En Números 21,8 leemos: “Moisés habló por el pueblo y Yahvé le respondió: “Haz una serpiente de bronce, ponla en un palo y todo el que la mire, sanará”. ¿Acaso Dios está mandando hacer ídolos?
En 1 Reyes 6, 23-30; 7, 29; 9, 1-3 vemos que Salomón y los judíos pusieron imágenes en el Templo de Jerusalén y a Dios le AGRADÓ: “Ahí estarán siempre mis ojos y mi corazón”. En la casa de Dios, en los lugares más sagrados del Templo, se pusieron dos ángeles gigantes de oro (algo que está sobre los cielos) y otras imágenes de bueyes, palmeras, leones (todas imágenes de cosas que están sobre la tierra). Me imagino que vos no entrarías en el Templo de Jerusalén (donde sí entraba Jesús) porque estaba adornado con muchas imágenes y estatuas. ¿Eran idólatras los que entraban allí?


¿ES LO MISMO ADORAR Y VENERAR?


L -Bueno está bien, en eso tienes razón. Pero el tema es que los católicos le rinden culto a sus imágenes, imitando a los paganos. Las llevan en procesión, las besan, les ponen flores y velas, se arrodillan delante de ellas, etc. Y esto es malo, porque así las están adorando. En la Biblia dice: Son tontos los que llevan en procesión un ídolo de madera y rezan a un dios incapaz de salvarlos (Is 45,20).

J -No mezclemos, tienes otra confusión. NOSOTROS NO LAS ADORAMOS sino que LAS VENERAMOS. Decime para vos ¿es lo mismo adorar y venerar?

L -Sí, es lo mismo.
J -Estás equivocada. Si buscas en tu diccionario verás que no son lo mismo; ADORAR significa reconocer a un ser como Dios, como ser supremo, creador y dueño de todo, es reconocer su divinidad. En cambio, VENERAR es simplemente respetar o dar honor a una persona o cosa por lo que son o representan. Por ejemplo la Bandera representa a la Patria (no es la Patria) si alguien la quemara sería una falta de respeto grave. En este sentido, los católicos ADORAMOS SOLAMENTE a Dios y VENERAMOS (respetamos) todo lo que está relacionado con Dios, como por ejemplo las imágenes del mismo Jesús, la Virgen y los Santos. También veneramos la Biblia misma (cartón y papel) que no es Dios, pero contiene su Palabra.
El Arca de la Alianza, era un objeto sagrado que contenía las Tablas de la Ley y el Maná, signos del amor de Dios a su pueblo elegido. NO ERA DIOS sino que representaba a Dios. Sin embargo, en 2 Samuel 6, 12-16 verás que los Israelitas la llevaban en procesión, le ofrecían sacrificio ¡cada seis pasos! y David danzaba delante de ella, ¿te atreverías a acusar a David de idólatra por eso?

Al igual que ellos algunas veces los católicos llevamos en procesión algo que nos RECUERDA a Dios o está relacionado con Él, sin creer que transportamos a un dios o a una diosa.
En cuanto a la manera práctica de realizar la “adoración” o la “veneración”, todo depende de la cultura de cada pueblo y la manera de entender de cada persona. Para nosotros por ejemplo, besar, ofrecer flores, llevar en procesión no es lo mismo que adorar. ¿Nunca besaste a alguna persona o regalaste flores?

L - Sí, pero es que los católicos se arrodillan delante de las imágenes y esto está prohibido por la Biblia. No te postrarás delante de ellas (Ex 20, 5). Cuando Pedro entraba, salió Cornelio a su encuentro y cayó postrado a sus pies. Pedro lo levantó diciéndole: “Levántate, que también yo soy hombre” (Hech 10, 25 - 26).

J -Todo depende de la INTENCIÓN que se tiene cuando uno se arrodilla delante de un objeto sagrado. Evidentemente, si uno piensa hacer un acto de adoración, como en el caso de Cornelio, que era romano y confundió a Pedro con un dios, entonces es malo; sin embargo, si uno con aquel acto quiere solamente manifestar su respeto, entonces no es malo.
Todo esto está muy claro en la Biblia, donde encontramos casos de personas que se arrodillan delante de otras personas en señal de respeto, por ser éstas personas de Dios o reyes. O vemos que llevan en procesión el arca de la Alianza y se postran delante de ella. Llegó hasta el hombre de Dios y se abrazó a sus pies (2 Reyes 4, 27). Entonces Josué y todos los jefes de Israel permanecieron postrados delante del Arca de Yahvé hasta la tarde (Josué 7,5).

Decime Luisa. Cuándo ves a una persona arrodillada rezando frente a una imagen de María. ¿Piensas que la está adorando?
 
LA INTENCIÓN DEL CORAZÓN


L - Sinceramente... sí.

J - Seguís equivocada, la adoración o veneración dependen de una ACTITUD INTERIOR Y tengo que hacerte una corrección sobre esto. Pero para que me entiendas volvamos a un ejemplo. ¿Cómo puedo saber yo que vos no estabas adorando las imágenes en las fotos del casamiento de tu hija?
L - Es simple Juana, bien sabes que no tenía la intención de adorar esas imágenes, sólo las miraba como un recuerdo de ella que está lejos ahora.
J - Bien, ¿Y cómo te sentirías si yo igual te acusara de idólatra? ¿y encima no escuchara ni atendiera cuando vos me decís cuáles son tus verdaderas intenciones al poseer y mirar esas fotos?

L - Pues me dolería porque me estarías juzgando mal.
J - ¿Ves? Tienes que corregir tu actitud y no hacer con los demás lo que no te gusta que te hagan a vos. NO JUZGUES A LOS DEMÁS POR LAS APARIENCIAS. En 1 Samuel 16, 7 el Señor nos enseña que el hombre ve sólo las apariencias pero Dios ve en el corazón. Jesús nos dijo “no juzguen para no ser jugados” (Mt. 7, 1) y Santiago dice: “¿Quién eres tu para juzgar a tu hermano?” (Stgo. 4, 11-12) ¿Cómo puedes condenar a alguien de idólatra (pecado grave) juzgando solo las apariencia y sin interesarte en lo más mínimo la intención?¿No te parece temeraria e injusta tu actitud?

Que te quede claro, EL PECADO DE IDOLATRÍA NACE DEL CORAZÓN DEL HOMBRE como todos los otros pecados. Lee lo que dice Jesús sobre esto en Mateo 7, 20-23. Por eso tiene mucho que ver la INTENCIÓN que se tiene al arrodillarse frente a una imagen. A mí la Iglesia Católica me enseñó a creer en un sólo Dios. Y en Él creo con todo mi corazón. No creemos ni adoramos a ningún otro dios. La Iglesia NUNCA enseñó adorar imágenes, eso es sólo una fantasía en la cabeza de algunos, totalmente CONTRARIA A LA VERDAD. Así como los querubines no eran considerados dioses por los judíos sino REPRESENTACIONES artísticas de SERVIDORES de Dios, así también hoy la Iglesia aprueba las imágenes de la Virgen y los santos porque son representaciones artísticas de servidores de Dios.

Pregunta a cualquiera si piensa que la estatua de Sta Teresita es una diosa y si la adora, vas a ver qué te dice.
A las imágenes las veneramos o sea las respetamos POR LO QUE REPRESENTAN. Por ejemplo, la estatua de Santa Teresita nos recuerda a una joven que estregó su vida a Cristo (un verdadero testimonio del poder de Dios que obró en su vida).

En el caso de las fotos de tu hija, si alguien viéndolas te dice “¡qué bicho más feo!”, seguro que vos te ofenderías mucho. Y si esa persona te dice “¿qué tiene si es sólo una foto?, vos le dirías que sí es solo una foto pero representa a alguien a quien amas y por eso exige respeto.
Al VENERAR a una imagen religiosa yo no la adoro, sólo respeto lo que representa ¿Me entiendes?

L - Sí, ahora te entiendo. Este tema no lo había analizado mejor antes. Estaba muy segura de lo que sabía.
 
LA REAL IDOLATRÍA CONTRA EL VERDADERO DIOS


J - Luisa, no busques falsos dioses o ídolos en los templos católicos. Los dioses de este mundo actual no están allí, sino que son poderes que dominan al hombre moderno por dentro. San Pablo dice en su carta a los Corintios “Huid de la idolatría”. No debemos buscar ídolos o falsos dioses en cosas de madera o de yeso, en imágenes o cuadros, sino en nuestro corazón. Fíjate en Colosenses 3, 5-6 cómo define Pablo a la idolatría: Hagan morir en sus miembros todo lo que es terrenal: la lujuria, la impureza, la pasión desordenada, los malos deseos y también la avaricia, que es una forma de idolatría. Estas cosas provocan la ira de Dios.

Piensa en estos ídolos o falsos dioses: DINERO; PODER, SEXO LIBRE (lee el prospecto, todos los anticonceptivos son abortivos), EGOÍSMO, FAMA, CONSUMISMO; etc. Reflexiona sobre las CONSECUENCIAS que trae la idolatría a estos ídolos: manipulación y opresión, mentiras, violencia, corrupción, falta de respeto a la dignidad humana, drogas, falta de compromiso, familias desintegradas, aborto, falta de sentido de la vida y depresión, falta de ética, desocupación, ateísmo práctico, bulimia y anorexia, desnutrición, alcoholismo, individualismo, pornografía...
L - Ahora que me decís esto, me pongo a pensar en la T.V. que en cierta medida es el santuario de la idolatría. Allí aparecen a toda hora estos ídolos que dijiste, vivos y con el poder de corromper el corazón de quienes nos “postramos” horas delante de él y absorbemos las imágenes que presenta.

J - ¡Muy bien, ahora me entiendes! Con el culto de estos ídolos profanamos nuestro corazón como Templo de Dios. Por eso la Argentina está como está. Por culpa de esa auténtica idolatría que nos aleja del verdadero Dios. “Donde está tu tesoro estará también tu corazón”(Mt. 6, 21) ...Pero bueno Luisa, me tengo que ir.
L - Gracias Juana, ahora me doy cuenta que yo cuestionaba sin conocer bien el tema. Te voy a acompañar a tu Iglesia para rezar juntas por la Argentina. Y me gustaría que cuando volvamos tomemos un mate en mi casa y me expliques el por qué de los santos.

J - Con mucho gusto Luisa, vamos.

http://sn130w.snt130.mail.live.com/mail/InboxLight.aspx?n=24520768#

Una anécdota protagonizada por el fundador del Opus Dei

El espíritu de libertad es uno de los motivos, con la humildad, de la alegría que daba a Mons. Escrivá de Balaguer el sacrificio escondido y silencioso, hecho cara a Dios, no cara a los hombres. Los demás no tienen por qué advertir la mortificación personal, ni en cosas grandes ni en cosas aparentemente pequeñas.


Don Jesús Urteaga relata una anécdota mínima ‑pero significativa‑ de cómo el Fundador del Opus Dei quería que se sirviera a Dios con libertad. Debía ser el año 1957. Urteaga estaba en el Colegio Romano de la Santa Cruz. Por aquella época fumaba demasiado. Un día el Padre se lo advirtió: ‑¡Jesús!, fumas mucho. Pero, al mismo tiempo que se lo decía, le daba un paquete de tabaco, de la marca que Jesús Urteaga solía fumar...
 
Extraído del libro "Apuntes" sobre San Josemaría Escrivá de Balaguer, escrito por Salvador Bernal y editado por Rialp.
 

Enviado por http://www.iesvs.org/
iesvs.org@gmail.com

Lo nuevo en Mercado Libre

GRACOP Artes Gráficas

GRACOP Artes Gráficas
Tus socios creativos

¿Cómo puedes vender y cobrar por Internet?

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail