Lo mejor!!!

Cargando...

Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Google+ Followers

Más obras Literarias de Daniel Galatro

OVNIs: para el FBI son "fenómenos inexplicables"


[SEPA/Diario El Peso] El Federal Bureau of Investigation [FBI] reveló más de 2000 documentos hasta ahora reservados y como si se tratara de una visita virtual a un museo, incluye herramientas web para navegar por su sala de lectura electrónica. Entre los archivos desclasificados se pueden encontrar documentos sobre figuras disímiles como Elvis Presley, Al Capone, Carl Sagan, Charles Manson y Bin Laden, amén de cuestiones vinculadas a fenómenos paranormales, ovnis y otros misterios.

En esta sección de la página web del FBI, denominada “La Cripta” puede realizarse una búsqueda por temas específicos, personas o por palabras clave. Se puede visualizar un archivo o solicitar una actualización.

Estos archivos fueron desclasificados en virtud de la Freedom of Information Act FOIA norma que obliga a los organismos gubernamentales a permitir al acceso de la información pública transcurrido determinado tiempo.

En la categoría Fenómenos Inexplicables, desclasifica documentos sobre el fenómeno OVNI. Uno de los archivos más llamativos, es un documento firmado por un agente secreto bajo el pseudónimo Guy Hottel y dirigido a J. Edgar Hoover. El informe dice textualmente:


"Un investigador de la Fuerza Aérea declaró que tres de los así llamados platillos voladores fueron recuperados en Nuevo México. La descripción indica que tienen forma circular con una elevación en su centro y un diámetro aproximado de 15 metros. Cada uno de los objetos estaba ocupado por tres cuerpos humanoides de apenas 1 metro de altura, vestidos con un material metálico de textura fina. Los cuerpos estaban vendados a la usanza de los uniformes de pilotos de prueba que van a grandes velocidades".
De acuerdo con Hottel, los tres platillos fueron hallados en Nuevo México: "porque allí el gobierno tiene una configuración de radar de alta potencia que se cree pudo interferir con el mecanismo de navegación de los platillos voladores".

Sin embargo, la información no adquiere nivel de fidedigna atento a que el memorándum aclara que: "La información arriba mencionada no fue evaluada posteriormente por el informante". Este margen de ambigüedad, le quita seriedad a la información develada y hace recordar a los infantiles dibujitos mostrados como información desclasificada por el servicio secreto inglés.

La sección agrega documentos de 19 fojas sobre la oleada de mutilaciones de ganado ocurrida en 1975 en los Estados Unidos y 40 páginas dedicado a experimentos sobre percepción extrasensorial, entre otros temas.

En relación al informe de Hottel sobre platos voladores, pudo basarse en un rumor lanzado por dos estafadores, Silas Newton y Leo A. GeBauer. En 1950 un profesor universitario llamado Francis F. Borman propuso a sus alumnos un ejercicio, consistente en traer dos conferencistas para que califiquen su confiabilidad. Inicialmente había planeado traer a un especialista que declinó la invitación y fue sustituido de manera imprevista por los citados Silas y Leo, que ignoraban ser objeto de un experimento de clase.

Los expositores, afirmaron entre otras cosas que en marzo de 1948 la Fuerza Aérea de los Estados Unidos había capturado tres naves extraterrestres y encontrado cuerpos de 34 alienígenas quemados cerca de Aztec, Nuevo México. Las criaturas, eran idénticas a los humanos salvo por un detalle: sus dentaduras eran perfectas.

El ejercicio literario tuvo consecuencias no calculadas por el profesor Borman, dado que si bien sus estudiantes calificaron la confiabilidad de los expositores como nula y su capacidad histriónica como excelsa, había en la sala público en general que tomó en serio la conferencia.

Pero lo peor estaba por llegar, un periodista de espectáculos llamado Frank Scully, amigo personal de Silas Newton, escribió la historia inventada por los farsantes en su libro “Behind the Flying Saucers” [Detrás de los platos voladores] y en menos dos años vendió 60.000 ejemplares. De esta forma, el primer éxito de ventas de Ovnitología se origina en un fraude.

Silas Newton y Leo A. GeBauer siguieron su profesión de farsantes hasta que fueron condenados por estafa y si bien con este episodio hundieron el prestigio del periodistaFrank Scully, no pudieron acabar con el rumor sobre los platillos voladores comandados por alienígenas de hermosos dientes.

¿Qué conclusiones podemos sacar de todas estas historias?

La primera, que los improlijos archivos desclasificados no guardan ninguna relación consistente con hechos reales. La segunda, devela la manía persecutoria del FBI, que sin ninguna capacidad para distinguir el agua de la roca, investiga con igual fruición al astrónomo Carl Sagan, como al asesino serial Charles Manson, si que haya podido impedir los hechos criminales de éste último. Y por último, que la capacidad de imaginación de la organización es asimilable a una edad mental de 9 años, sin los encantos de la niñez y con la peligrosidad de un mono con un colt 45 cargado y listo para disparar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo nuevo en Mercado Libre

GRACOP Artes Gráficas

GRACOP Artes Gráficas
Tus socios creativos

¿Cómo puedes vender y cobrar por Internet?

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail