Lo mejor!!!

Cargando...

Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Google+ Followers

Más obras Literarias de Daniel Galatro

El Halloween de los católicos


Halloween es una palabra que se formó al unir varias del inglés antiguo que significan: víspera de la fiesta de todos los santos.


La fiesta de todos los santos debiera ser una fiesta popular de luz y alegría en honor a todos los santos, especialmente aquellos que no fueron canonizados pero que habiendo llegado a la patria celestial, merecen una fiesta (por ejemplo nuestros abuelitos y antepasados que estén en el cielo).

Satanás ha logrado transformar esta fiesta en un culto a lo satánico, al ocultismo, a lo oscuro, al miedo, a la extorsión y a las amenazas: el famoso “trick or treat” significa: “si no quieres que te haga algo malo, dame un dulce”. ¿Es eso lo que le queremos enseñar a los niños? ¿recompensar la extorsión y las amenazas? No nos asustemos cuando luego usen esas mismas tácticas con sus propios padres, amigos, pareja o en sus trabajos.

Aquí adjuntamos dos ideas para contrarrestar este movimiento anticristiano que se difunde desde Hollywood. Pero proponemos una más: aprovechar para ganar una indulgencia plenaria por algún antepasado: a ellos les debemos nuestra existencia. Si no fuera porque se abrieron a la vida y lucharon por mantenerla, no existiríamos. Es parte del cuarto mandamiento “honra a tu padre y a tu madre” y es una obra de misericordia: las almas del purgatorio sufren como quemarse con fuego. Cada oración es como un balde de agua fría (por eso aprovechemos a rezar, especialmente después de comulgar todas las oraciones con indulgencia parcial, como “alma de Cristo” o “miradme oh mi amado y buen Jesús” (viendo un crucifijo).

Si no crees en el purgatorio no eres realmente cristiano: no crees en la Misericordia de Dios que puso esa etapa de purificación sin la cual el 99.99% de las almas no podría llegar al cielo (sólo se puede estar impecables en Dios).
Una indulgencia plenaria es sacarlos de ese horno! Ganar una cada día es sencillo:

1. Estar en gracia (sin pecados mortales como faltar a la misa dominical o fiestas de guardar, emborracharse, usar métodos anticonceptivos, que son todos abortivos, pecados contra la pureza, incluso pensamientos impuros, etc.)

2. Deseo de conversión: odio al pecado venial.

3. Obra indulgenciante: por ejemplo, rezar el Rosario en voz alta y en compañía (sin interrupciones) o media hora de adoración al Santísimo Sacramento.

4. Rezar por el Papa al menos un Padrenuestro y Avemaría.

5. Comulgar.

6. Confesarse dentro de los 15 días anteriores o posteriores (1 confesión sirve para las obras indulgenciantes de esos 15 días, es decir que haciendo lo anterior cada día y confesándose cada 15, se pueden sacar 365 almas del purgatorio por año, y ellas rezarán por nosotros agradecidísimas cara a Dios).

Aunque no reces es gran cosa que reenvíes este mail!

Miles de almas presas en el purgatorio te lo agradecerán. Hacen falta muchas indulgencias. Sabemos por los Santos que muchas no saldrán hasta el fin de los tiempos: no hay suficientes oraciones!
 
Enviado por http://www.iesvs.org/
iesvs.org@gmail.com
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo nuevo en Mercado Libre

GRACOP Artes Gráficas

GRACOP Artes Gráficas
Tus socios creativos

¿Cómo puedes vender y cobrar por Internet?

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail