Lo mejor!!!

Cargando...

Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Google+ Followers

Más obras Literarias de Daniel Galatro

La Evolución y la Lógica - por Jorge Marcelo Ferro


EL CASO DE LA EVOLUCIÓN DE LAS ESPECIES:

Los científicos de la “ciencia oficial” afirman que, en general, se produjo la evolución natural entre especies; y en particular, que hombre y mono descienden de un ancestro común. Y para probar tales hipótesis, han presentado (entre otras evidencias), la comprobación que los seres humanos compartimos cerca del noventa y nueve por ciento de nuestros genes con el chimpancé, y que se han encontrado fósiles de “homínidos” de hasta casi siete millones de años de antigüedad.

Respecto a la evolución del mono y el hombre a partir de un ancestro común, el único proceso de evolución natural imaginable, sería que hace mucho tiempo habrían existido comunidades de individuos que no eran “humanos” ni “monos”, y que algunas de las hembras que fueron fecundadas por machos de su especie, parieron bebes de “homos sapiens”, y otras; ó las mismas en otro momento, parieron bebes “monos”... Y después habría ocurrido, que esa especie de inexplicado origen, luego se extinguió por inexplicadas causas.

Como el caso se aparece descabellado, expongámoslo al razonamiento lógico.

Razonamiento:
Sobre la evolución de las especies

I. El primer paso: Se formula la implicación lógica válida: {Si(If) [El hombre desciende de un ancestro común del hombre y el mono], entonces [El ancestro común del hombre y el mono, no desciende del hombre]}. Luego, verificado primero que ambas premisas de la implicación lógica NO son “equivalentes”, resulta en consecuencia que obtenemos como segunda implicación lógica válida la siguiente: {Si(If) [El hombre NO desciende de un ancestro común del hombre y el mono], entonces [El ancestro común del hombre y el mono, desciende ó no desciende del hombre]}.

II. El segundo paso: Como las premisas {Si(yes) [P]} y {No[Q]} de ambas implicaciones lógicas son “hipotéticas” (no observadas ni demostradas), no es aplicable ninguna de las inferencias de este paso, y en consecuencia se pasa al siguiente.

III. El tercer paso: Este paso consiste en comprobar las cuatro posibilidades prescriptas, que en cada caso conduce a su definición.
1. Caso de falsedad de la afirmación del consecuente: No es del caso, pues ninguna de las afirmaciones de las premisas consecuentes se demostró falsa.
2. Caso de falsedad de la negación del consecuente: No es del caso, pues ninguna de las negaciones de las premisas consecuentes se demostró falsa.
3. Caso del absurdo de la negación del consecuente: Es del caso, y puesto que la negación de la premisa consecuente de la segunda implicación: {No es verdad que [El ancestro común del hombre y el mono, desciende ó no desciende del hombre]}, es un absurdo, entonces la negación de la premisa antecedente de la segunda implicación: {No es verdad que [El hombre NO desciende de un ancestro común del hombre y el mono]}, resulta ser indefectiblemente falsa.
Luego se concluye que es indefectiblemente VERDAD que {[El hombre NO desciende de un ancestro común del hombre y el mono]}.
4. Caso final: Dado que la negación de la premisa consecuente de la primera implicación: {No es verdad que [El ancestro común del hombre y el mono no desciende del hombre]}, no resultó un absurdo, ni se demostró falsa por un razonamiento válido anterior, entonces la negación de la premisa antecedente de la primera implicación {NO es verdad que [El hombre desciende de un ancestro común del hombre y el mono]} resulta ser indefectiblemente VERDADERA, conclusión que es coincidente con la anterior y prueba; como ya lo hizo Aristóteles hace más de veintitrés siglos, que no es posible la evolución natural entre especies.

Jorge Marcelo Ferro
jmarceloferro@yahoo.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo nuevo en Mercado Libre

GRACOP Artes Gráficas

GRACOP Artes Gráficas
Tus socios creativos

¿Cómo puedes vender y cobrar por Internet?

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail